martes, 17 de enero de 2012

La ciudad feliz

Elvira Navarro, Mondadori, 2009.
El nombre de Elvira Navarro suele aparecer en casi todas las listas de jóvenes escritores, es chica Granta, ha recibido becas de creación y premios varios. Construye La ciudad feliz uniendo dos novelas cortas levemente relacionadas entre sí (comparten tiempo y espacio, y cada protagonista aparece de pasada en el otro relato; aunque el hecho de que sea así no aporta nada a la obra).


La primera novela corta se llama Historia del restaurante chino Ciudad Feliz y narra las impresiones de Chi-Huei, que vivía con una vieja en China y que a los 7 años es recogido por su padre para que se incorpore a la familia, que tiene un asador de pollos en España. Chi-Huei nos habla del esfuerzo y el trabajo continuo, de la obsesión por progresar (y que el asador pase a ser un restaurante), del punto de vista que comparten su madre y el patriarca, su abuelo. De su adaptación al nuevo ecosistema.

La segunda, La orilla, asistimos a la relación entre un vagabundo y una niña, y se consigue un elemento perturbador interesante. Se observan mutuamente y pasan a conversar por las tardes. El impacto que esto tendrá sobre sus padres acelerará la situación.

En ambos, el estilo es ágil, aunque no he subrayado ningún párrafo que me pareciera especialmente relevante. En ambos se parte de la situación de un niño (a través de narrador apoyado o directamente con el niño como narrador) pero ni las palabras ni la reflexión sobre las situaciones cuadran con la visión infantil. En ambos hay personajes o situaciones de interés (¿qué papel tiene la abuelastra de Chi-Huei? ¿Por qué mantiene el ritmo infernal de trabajo si no tiene garantizada la herencia? ¿Cómo evoluciona la situación del padre? ¿Quién acosa a quién, el vagabundo a la niña o al revés?) que se insinúan pero en las que no se profundiza. Y el final del segundo me ha parecido francamente decepcionante, como si faltara valor para atreverse con algo menos manido.

Es posible que en obras futuras esta autora genere textos interesantes, pero en este caso en concreto, yo no lo recomiendo.

1 comentario:

  1. Acertada critica. Yo tampoco lo recomiendo.

    ResponderEliminar